Buscad mi rostro

BARRY, W. A.,

Buscad mi rostro.
La oración como relación personal en la Escritura

Sal Terrae, Santander, 2010, 134 pp.

Este libro sobre la oración es una continuación del libro del mismo autor: Dios y tú: la oración como una relación personal. Ambos libros están basados en la experiencia y en la tradición ignaciana. Aquí se usa la Escritura para ayudar a las personas a encontrar a Dios.

¿Qué significa tener intimidad con Dios? A esta pregunta responde el autor con una serie de capítulos basados en historias de la Biblia. La intimidad significa una estrecha relación personal. Ocurre con frecuencia que cualquier deseo de cercanía a Dios se ve atenuado por nuestro miedo a lo que dicha cercanía implica. Barry cita la frase de una mujer que afirmó: “En mi tiempo queríamos estar a su derecha, pero no queríamos acercarnos demasiado”, pues temía que de su proximidad con Dios le pudieran surgir problemas.

William A. Barry, profesor, experimentado acompañante espiritual, nos proporciona en esta obra respuestas sabias y fáciles de comprender, las cuales nos ayudan a aproximarnos a Dios y a llegar a ser sus buenos amigos. Así nos presenta el escritor unos amigos de Dios como: Abrahán, Moisés, Pedro y Jesús, para que nosotros podamos relacionarnos íntima y sinceramente con Dios como se relacionaron ellos. Para ello, es importante cultivar el deseo de ver el rostro amoroso de Dios en todo momento y de muchas maneras, para que nos ayude a superar nuestro miedo a una relación con Dios.

El autor, en un lenguaje claro y profundo, después de tratar 14 puntos o temas, finaliza con la conclusión en la que habla de la amistad con Jesús. Y así afirma: “Sé que estoy gozoso de conocer y amar a Jesús, pero ¿cómo se siente él hacia mi? ¿Damos a Jesús la oportunidad de decirnos lo que significa nuestra amistad para él?” Puede ocurrir que nos resistamos a dar a Jesús una oportunidad para que nos diga cuánto aprecia nuestra amistad.

Otros libros publicados por esta misma editorial son: ¿Quién decís que soy yo?, Contemplativos en la acción y Una amistad como ninguna: sentir el abrazo de Dios.

– Eusebio Gómez Navarro.

Historiografía del Carmelo Teresiano

ZUAZUA, D. (ed.),

Historiografía del Carmelo Teresiano / Storiografia del Carmelo Teresiano.
Actas del Simposio Internacional OCD / Atti del Simposio Internazionale OCD.
Roma 2-5/01/2009, Teresianum, Roma 2009. 512 pp.

La historiografía del Carmelo Teresiano debía tener, al menos, un volumen como el presente. Resultado de una idea del anterior superior general del Carmelo Teresiano, P. Luis Aróstegui (cf. la introducción, «Objetivos del Simposio», y la conclusión), y coordinada por Dámaso Zuazua (el secretario del simposio; cf. el prólogo), cubre una laguna en la historia de la Orden. Que me conste, es el primer congreso internacional sobre la historia de la Orden que se tiene en toda su historia. Se han tenido congresos de todo o de casi todo en el seno de la Orden (formación, apostolado, cultura, misiones, teología espiritual, psicología, mariología, oración, mística, liturgia, mistagogía, etc.) pero faltaba uno sobre la historia o sobre esa rama suya que es la historiografía. En este grueso tomo se dan cita algunas de las diversas corrientes historiográficas -el mismo título general es una de ellas que han venido conviviendo durante mucho tiempo (a veces siglos, a veces décadas). El contenido está estructurado en seis conferencias, trece comunicaciones y tres comunicaciones libres. El grueso está en las primeras, que fundamentan las ideas-clave: la identidad del Carmelo Teresiano en su historiografía (Domingo A. Fdez. de Mendiola), la Santa, Fundadora de los Descalzos en los primeros lustros de su historiografía (Tomás Álvarez), un ensayo de historiografía sanjuanista (José Vicente Rodríguez; cf. lo ya publicado por el mismo en ABCT en 1995), historiografía general de la Congregación Española (Antonio Unzueta), historiografía de la espiritualidad carmelitano-teresiana (Eulogio Pacho), historiografía misional del Carmelo Teresiano (Dámaso Zuazua). Las conferencias se ven complementadas por las comunicaciones, que revisan el panorama historiográfico desde diversas perspectivas, tanto regionales, lingüísticas, nacionales como plurinacionales (España, México, Portugal, Polonia, Austria, espacio francófono, India y el Oriente, Norte América, Bolivia, América Central y Japón); y, además, la primera comunicación trata el tema de los manuales modernos de historia OCD. Por último, algunos temas que son fruto de investigaciones recientes aparecen en forma de comunicaciones libres.

Detrás del Simposio y de estas actas está la reapertura del Instituto Histórico Teresiano (Roma), gracias a los desvelos del anterior Definitorio General de la Orden. De hecho, el presidente del Instituto (el benemérito P. Domingo) abre el volumen -tras el prólogo y la introducción con una ponencia-marco sobre la historiografía del Carmelo Teresiano y cierra la obra con un anexo acerca del mismo Instituto Histórico. Ha sido una ocasión excelente de relanzar una gran obra de la Orden, basada en investigar su historia y en animar y alentar a los estudiosos en la materia. En efecto, el Simposio sirvió para reunirse en el Teresianum, que acogió estupendamente a todos los participantes y a los oyentes que también asistieron; y sirvió para escuchar y debatir y, especialmente, tomar el pulso al estado de la cuestión: los estudios historiográficos. Se observan ciertas lagunas en la obra (esto significa que queda terreno por roturar): por un lado, la Congregación Italiana, trascendental para entender la historia de la Orden, no aparecen en forma de ponencia, cosa que está explicada en el prólogo (con poca presencia de investigadores italianos). Por otro lado, algunas provincias están tratadas en las comunicaciones y otras no; la realidad es que bastantes estudiosos fallaron a la convocatoria y eso se notó en el resultado final que, con todo, es muy bueno; otros no pudieron asistir, mas enviaron sus respectivas colaboraciones, cosa que agradeció el General (cf. conclusión). Para el futuro sería deseable ampliar el campo de los estudios y, ojalá, el rico plantel de los investigadores.

Esta gruesa obra, desvelará muchas claves de interpretación histórica para un gran número de frailes que desgraciadamente desconoce el bagaje historiográfico de la Orden; también incentivará la curiosidad y provocará que se desarrolle algún asunto ahí tratado; y, finalmente, será como un índice de temas ya estudiados y los que hay que abordar de nuestra historiografía en un futuro próximo. Habrá que trabajar con rigor y en comunión para ello, teniendo en cuenta la riqueza documental, bibliográfica y divulgativa de que ya goza la Orden y mejorando esos aspectos todo lo posible, en busca del ideal, que siempre quedará más allá. El material reunido en esta obra es, pues, muy variopinto; la mayor parte, con buen aparato crítico y con lógicas repeticiones (pues muchos temas están interrelacionados). La numeración de las notas, curiosamente, es corrida en toda la obra. Y se publica ésta en la colección “Estudios” del Instituto Histórico Teresiano, con una presentación limpia, de calidad y manejable. Buen material para proseguir el estudio, la investigación y su posterior publicación y divulgación.

– Ignacio Husillos Tamarit.

San Juan de la Cruz. A las raíces del hombre y del carmelita

VELASCO, B,

San Juan de la Cruz.
A las raíces del hombre y del carmelita.

EDE, Madrid 2009, 380 pp.

Presentamos este libro del conocido historiador del Carmen, Balbino Velasco, que viene a completar otro de contenido parecido, publicado por el mismo Autor en 1991 en el cuarto Centenario de la muerte de San Juan de la Cruz. Aquel titulado, De Fontiveros a Salamanca pasando por Medina del Campo. Infancia y juventud de San Juan de la Cruz, este con título distinto pero con el mismo contenido, el de estudiar con todo detalle, aprovechándose de los avances de la investigación, la infancia y juventud de San Juan de la Cruz así como de acompañar al Santo en su primera andadura de Carmelita, en el noviciado de Medina del Campo, en sus estudios universitarios en Salamanca, en su crisis salmantina, así como en su encuentro con Santa Teresa en Medina del Campo, que culmina con su presencia en Duruelo, inaugurando la reforma teresiana entre los religiosos, y es curioso el título que el autor pone a la estancia del Santo en Duruelo: Duruelo: horizonte de riesgo, porque según Balbino, Duruelo fue el germen de una prisión en Toledo, de la que ofrece un juicio totalmente severo y negativo, y de la prisión que sufre el Santo en los últimos meses de su vida. De ambas persecuciones solo hace referencias breves, sin detenerse en analizarlas detalladamente.

En sus páginas nos ofrece un estudio detallado sobre la situación geográfica e histórica de Fontiveros, así como de la situación del Carmen en general, y en especial del Carmen ibérico en ese siglo XVI.

Cierran el libro, un epílogo sobre la presencia devocional al Santo en Fontiveros en los siglos posteriores, y una serie de documentos relacionados con Fontiveros y con el Carmelo, en particular con el Carmelo de Medina del Campo, y una selecta bibliografía sobre el tema. La presentación tipográfica cuidada.

– Segundo Fernández.

Mística y filosofía

SANCHO FERMÍN, FCO. J. (Dir.),

Mística y filosofía

Cites Universidad de la Mística, Ávila, 2009, 376 p.

El volumen recoge las ponencias habidas con motivo del Congreso Internacional sobre Mística y Pensamiento durante el mes de septiembre de 2008 en la sede de la Universidad de la Mística (Ávila). Aunque la materia está definida en el título, las aportaciones cubren un amplio abanico de cuestiones en torno al tema central. Se han dado y se siguen dando puntos de encuentro entre la mística y la filosofía. Ambos saberes aspiran a una presentación acabada y satisfactoria del hombre dentro del cosmos. En ocasiones hasta se ha llegado a suplantar uno por otro. Igualmente se advierten marcadas diferencias que sustentan la experiencia mística por un lado y el pensar filosófico por otro.

El libro está dividido en dos partes: la primera presenta cuatro contribuciones amplias, en las que se pasa revista a posicionamientos religiosos, místicos y proféticos desde una óptica más bien filosófica. Ahí está los títulos: Mística y filosofía: un encuentro (Luis Aróstegui); Filosofía y mística: dos formas de vida (Miguel García-Baró); Experiencia, mística y filosofía (Gabriel Amengual); Mística para el siglo XXI: mística y profecía (Juan Martín Velasco).

La segunda parte recoge artículos monográficos, en donde se pasa revista a una serie de autores clásicos, encuadrados en ámbitos filosóficos, espirituales, literarios, etc., que de alguna manera se han visto implicados en el tema de la mística. Por aquí desfilan figuras como el Maestro Eckhart, Teresa de Jesús, Ignacio de Loyola, J. G. Fichte, Henri Bergson, Franz Rosenzweig, Gabriel Marcel, Edith Stein, María Zambrano, Emmanuel Levinas, Simone Weil. Estamos ante una obra que brinda diferentes perspectivas al mundo siempre complejo y recurrente de la experiencia mística.

– Ezequiel García Rojo.

Historia del Carmelo Teresiano

ORTEGA, P.,

Historia del Carmelo Teresiano

Monte Carmelo, Burgos, 2009, 483 pp.

Dar a conocer de una manera sencilla y bien documentada la historia del Carmelo Teresiano es la finalidad de esta obra que ha publicado recientemente el P. Pedro Ortega OCD, en su segunda edición corregida y aumentada, en la editorial Monte Carmelo. Este manual de Historia del Carmelo Teresiano, nos anticipa ya el autor en la presentación de su trabajo, no pretende ser un estudio exhaustivo ni científico, sino más bien formativo y divulgativo para todas aquellas personas que deseen tener un primer contacto con el Carmelo Teresiano, ya sean religiosos o religiosas en formación, seglares afines a la Orden o grupos parroquiales interesados por conocer un poco más en profundidad la familia del Carmelo Teresiano.

La segunda edición que se nos presenta está corregida y aumentada. Se han eliminado algunos capítulos de la primera edición, se han corregido algunos y se han añadido otros. La metodología de trabajo seguida por el autor en su manual ha sido la temática. Lo ha visto más oportuno ya que facilita mucho más la comprensión general de la historia del Carmelo Teresiano a aquellos que no la conocen. El Manual está dividido en siete partes con tres, cinco o dos capítulos. Y finaliza con un apéndice biográfico de figuras relevantes que han influido de alguna manera significativa en la historia del Carmelo Teresiano. En la primera parte, a modo de introducción, se nos presenta los orígenes del Carmelo, nacimiento y expansión, regla y el espíritu mariano de la Orden naciente. En el resto de las partes se desarrolla con más amplitud los temas centrales del manual, la nueva fundación del Carmelo Teresiano, su expansión, tanto de frailes como de monjas, la crisis de la exclaustración y el resurgir, la dilatación de la Orden por el mundo y su espíritu misionero, para el servicio de la Iglesia.

Creemos que es un manual completo en cuanto a contenido, sencillo en su lenguaje y de fácil comprensión. Rico en su abundante bibliografía, que ayuda al lector a profundizar en su conocimiento sobre el Carmelo y su historia.

Concluimos esta breve recensión, de este manual de historia del Carmelo Teresiano agradeciendo al autor, hermano y amigo, su trabajo y esfuerzo por dar a conocer a un público mucho más amplio y no tan especializado el recorrido histórico de una nueva Orden fundada por la Madre Teresa de Jesús.

– Celedonio Martínez Daimiel.

Tras las huellas de Juan de la Cruz

MARTÍNEZ GONZÁLEZ, E. J.,

Tras las huellas de Juan de la Cruz.
Nueva biografía.

Madrid, EDE, 2006, 184, pp.

Quizás a muchos lectores entendidos les llame la atención eso de “nueva biografía” que aparece en el título. ¿En qué sentido es “nueva”? No sólo porque es la última del mercado, sino porque el autor se esfuerza en hacer una síntesis de todo lo dicho y escrito hasta ahora sobre san Juan de la Cruz, releyendo la bibliografía más importante, deslindando lo biográfico de lo hagiográfico y depurando lo que está históricamente probado y aceptado por los sanjuanistas, de lo se presenta como hipótesis de trabajo. Con otras palabras, se puede definir esta biografía de san Juan de la Cruz como una “aproximación a la biografía crítica” (p. 9), que todavía está por escribir, aunque parezca mentira, si queremos acercarnos a la vida real del Santo, completando algunos capítulos todavía oscuros.

Por eso, el primer paso para proceder científicamente es el estudio de fuentes con las que cuenta el historiador, que el autor trata en el capítulo primero: “Cuestiones previas: materiales-base y criterios de utilización” (pp. 11-28). La biografía del Santo sigue el ritmo de la cronología de su vida y los lugares donde ha residido: Fontiveros, Medina del Campo, Salamanca, Duruelo, Alcalá de Henares, Baeza, Toledo, Granada, etc., hasta su muerte en Úbeda en 1591. En ellos ilustra lo que allí ha vivido Juan de la Cruz, como suelen hacer todos los hagiógrafos y biógrafos.

Pero lo importante no son los lugares donde ha residido, sino lo hecho en cada uno de ellos: pobreza en el hogar paterno-materno, pobre de solemnidad en Arévalo y Medina, además de mendigo, estudiante y fraile carmelita; carmelita descalzo en Duruelo, vocación frustrada de cartujo, siempre sacerdote, apóstol, director espiritual y escritor poco fecundo, pero autor de obras de mística de un valor teológico y místico inmenso, etc. Y, al final, después de haber pasado la noche oscura en una cárcel conventual de los carmelitas de Toledo, y desempeñar muchos cargos de responsabilidad en la Reforma de santa Teresa (formador de novicios y estudiantes, prior, consiliario de la Consulta, vicario provincial de Andalucía), morir olvidado en un lugar lejano de su Castilla natal: Úbeda, en Andalucía.

Toda esta trayectoria es la que describe el autor de esta obra y lo hace apegado a las fuentes antiguas, releídas con el criterio científico de los historiadores sanjuanistas modernos, y apoyado en una riquísima bibliografía leída y asimilada, que da a esta obra un carácter de seriedad en el que puede confiar el lector. Los acostumbrados a leer otras biografías antiguas y modernas, encontrarán en estas páginas un resumen seguro y conciso de lo ya aprendido y les servirá de recordatorio y de repaso de lo ya sabido; quizás hasta se alegrará de descubrir a veces la confrontación de varias opiniones y de encontrar que el autor se ha identificado con la propia del lector.

Para que no todo esto suene a apología excesiva de una obra rica y bien construida, propongo al autor unas observaciones metodológicas por si las quiere tener en cuenta en futuras ediciones, como espero tendrá. Entre las cosas negativas que encuentro en esta rica biografía de san Juan de la Cruz es que en las citas abundantes de autores y sus obras en las notas a pie de página, abusa mucho de la referencia o. c. (obra citada). Pienso que, como son tantas las “obras citadas”, el lector no sabe dónde se halla la obra concreta del autor citado, porque a veces lo cita en un capítulo y la referencia completa se encuentra en el capítulo anterior o en otros precedentes, con lo cual el lector interesado tiene que dar marcha atrás a la búsqueda del citado autor y su obra. Al menos en cada capítulo debe repetirse el autor y su obra.

Además, como utiliza tanta bibliografía, remite a ciertas obras mediante siglas: por ejemplo, ABCT, BMC, MHCT, etc. Pues bien, el autor las coloca en la sección de “Bibliografía”, al final del libro (pp. 177-191), y después del nombre del autor y su obra u obras. Quizás el autor ha pensado que los lectores no leen las notas o que servirán para poco. Algunos tienen la buena o mala costumbre de controlarlas. Ya sé que son nimiedades que no perjudican en nada el rico contenido del libro, buena síntesis no sólo de la vida de san Juan de la Cruz, sino de lo que la historiografía hagiográfica y científica ha dicho sobre él. Le deseo mucha difusión para gloria del Santo y del sanjuanismo.

– Daniel de Pablo Maroto.

La sabiduría del peregrino

GRÜN, A.,

La sabiduría del peregrino

Sal Terrae, Santander, 2009, 94 pp.

Tú también eres un peregrino, te queda tomar conciencia de este viaje interior en el que estás inmerso y no te habías dado cuenta. Es la aventura más fascinante de la vida.

Anselm Grün, doctor en teología y monje benedictino es muy popular entre los lectores de habla española. Muchos libros se han traducido a nuestra lengua. Muchas personas lo han tomado como consejero espiritual, partiendo de la inspiración de sus obras.

El presente libro es una reflexión sobre la peregrinación. En las primeras páginas hace un retrato del peregrino. Concluye que es un personaje que está presente en todas las religiones, en todas las culturas y en el amplio campo de la literatura. Y yo me pregunto: ¿no será nuestro Quijote un caballero andante y peregrino?.

El libro se divide en siete capítulos. La enumeración de los mismos nos puede dar una idea de los temas que trata. Son: partida, andar, indicadores, albergue, vuelta-conversión, seguimiento y llegada.

Tengo que confesar que algunas páginas las he leído varias veces.

¡Son tan sugerentes! Quiero compartir con el lector alguna de estas perlas: “En su camino, los peregrinos quieren abrirse a Dios. Quieren desprenderse de todo cuanto les separa de Dios. Y en la meta de su peregrinaje quieren experimentar, de manera especial, la cercanía sanadora de Dios” (p. 16).

Con Dios la peregrinación adquiere todo su sentido y profundidad. El silencio, la soledad y la austeridad del camino se experimentan como un regalo del Gran Compañero de todo peregrino: Jesús.

– Lucio del Burgo.

Teresa de Jesús. Escritos para el lector de hoy

EGIDO, T.,

Teresa de Jesús.
Escritos para el lector de hoy.

Madrid, EDE, 2008, 245 pp.

La Editorial de Espiritualidad, desde hace pocos años, se ha embarcado en la aventura de publicar textos de santa Teresa de Jesús, además de las Obras completas y de cada uno de sus libros, para hacerlos más accesibles a los lectores. A esa idea obedece la publicación de esta obra del profesor Teófanes Egido, conocido por su trabajos sobre los dos grandes místicos del Carmen descalzo, Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, además de otros estudios de historia moderna. La presente obra consta de dos partes. En la primera, expone lo que Egido llama “Biografía y espiritualidad” (pp. 11-60). Y en la segunda, sin duda lo más importante de este libro, es una selección de textos de santa Teresa (pp. 63-240).

La “Biografía”, en la primera parte, ofrece los datos resumidos y esenciales para comprender la vida de la Santa, el hogar paterno de una familia judeoconversa, su vida de monja carmelita en el convento de La Encarnación, la reformadora del Carmelo, creando una nueva familia religiosa dentro de la orden, una síntesis doctrinal de la gran mística centrada en algunos capítulos fundamentales, una “guía para la lectura de Santa Teresa” y una breve y suficiente “orientación bibliográfica”. Son trazos muy breves, escuetos, pero suficientes por esenciales, como elegidos por un autor que conoce bien los materiales que ofrece al lector, siempre pensando en que éste entienda el mensaje teresiano que le oferta en la segunda parte.

La segunda parte es una antología de textos bien articulados bajo cuatro epígrafes: 1) Biografía espiritual; 2) Experiencia mística; 3) Fundadora de una orden de orantes y de hermandad; 4) El humor de una mística. Cada uno de estos capítulos contiene varios epígrafes, y, como era de esperar, el más abundante es el de la “experiencia mística”, con doce subdivisiones que centran temas tan fundamentales como la Biblia, la conversión, Cristo, la oración, la defensa de la mujer orante, la experiencia mística y sus fenómenos, etc.

Aconsejo este libro a todos aquellos que les resulta pesada la lectura seguida de las Obras completas de santa Teresa. En él, con lo que dice el autor en la primera parte, encontrará pautas de lectura no sólo para entender lo que la Santa dice, sino que gustará del texto y descubrirá nuevos horizontes que estaban ocultos por la distancia del tiempo en que fueron escritos y por la diferente mentalidad que transmiten. Las breves páginas de la primera parte le llevarán también a buscar otras introducciones más profundas, también las del profesor Egido, y se completará el ciclo de comprensión de la obra teresiana.

– Daniel de Pablo Maroto.

Luis Martín

CADÉOT, R.,

Luis Martín
(Padre incomparable de Santa Teresita
)

Editorial de Espiritualidad, Madrid, 2008, 242 pp.

Presentamos una nueva biografía del padre de Santa Teresa del Niño Jesús, hoy ya beatificado con su esposa Celia Martín. El Autor, el Dr. Robert Cadéot, con sencillez, serenidad, con una actitud de admiración ante el biografiado, nos ayuda a contemplar el periplo biográfico vivido por Luis Martin como adolescente, buscador de su propia vocación, primero en el seminario, después en la vida religiosa y por fin en la vida matrimonial, fundando una familia forjada en el dolor por la muerte de sus hijos acaecida en los primeros años de vida y el gozo y la alegría de sus hijas, todas ellas consagradas a Dios en la vida religiosa, entre las que sobresale la figura de Santa Teresita.

En esta biografía subrayaría el análisis que el Doctor Cadéot hace de la experiencia de Luis Martin en la ultima enfermedad, a la que dedica los cuatro últimos capítulos; un análisis que realiza desde los parámetros de la ciencia y desde las luces de la fe cristiana. Con esas dos armas, el autor afirma que Luis Martin vive su enfermedad, “… con sombras y luces, decadencia físicomental, pero también oración y la serenidad misma en la que el enfermo no cesó de progresar hasta su extinción se sitúa en la estela de esta oblación” (p. l0-ll).

Finaliza el libro con un anexo médico sobre las enfermedades de Luis Martín firmado por Dr. Henri Couléon en Caen el 30 de enero de 1966. Señalo también que el libro lleva un prólogo de René Laurentín.

– Segundo Fernández.

La oración del corazón

MALONEY, G.,

La oración del corazón.
La tradición contemplativa del Oriente cristiano

Sal Terrae, Santander, 2009, 238 pp.

El autor (1924-2005) es un gran conocedor del Oriente cristiano. De hecho, ha publicado numerosos libros y artículos sobre este tema. En 1981, cuando apareció por primera vez este libro, se convirtió en un material fundamental para conocer la oración de Jesús y las riquezas de la espiritualidad ortodoxa.

¿Qué es el hesicasmo? Es una forma de espiritualidad cristiana oriental que tiene como punto de partida los Padres del Desierto. Muchos han considerado esta corriente espiritual como un grupo que practicaba la oración de Jesús en los siglos XIII y XIV en el Monte Athos. Esta forma de orar estaba muy centrada en el Evangelio: “Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mí, pecador”. Estas palabras que nos ofrecen los evangelistas son repetidas una y otra vez como una jaculatoria (mantra). Pero en realidad la espiritualidad hesicástica no se reduce a una fórmula. Es mucho más profunda, es una manera de vivir la vida y un camino para seguir los pasos del Señor. Existe una fuente del hesicasmo, se llama la Filocalia, es una colección de textos de los Padres del Desierto entre los siglos IV y XV.

El libro presenta ocho capítulos y en cada uno se expone una faceta de la oración del corazón: hesicasmo, retirarse al silencio de la soledad, orar en el corazón, una vida quebrantada, el combate espiritual, la oración de Jesús, el nirvana instantáneo y la luz que transforma.

Con respecto a la intención del autor, me parece interesante lo que él mismo dice: “Tengo la esperanza de que al leer este libro experimentes un poco más del asombroso, todopoderoso, tierno, humilde y amante Padre, Hijo y Espíritu que mora en ti y, con el poder recreador de ese amor, puedas salir a tu mundo moderno y amar a los demás con el mismísimo amor de Dios que hay en ti” (p. 19).

– Lucio del Burgo.