Por qué orar, cómo orar

Por qué orar, cómo orar
BIANCHI, E., 

Santander, Sal Terrae, 2009, 109 pp.

Enzo Bianchi, fundador de la comunidad monástica de Bose en el norte de Italia y destacado referente espiritual, examina en este libro el núcleo vertebrador de la existencia cristiana. El alimento que todos los seres humanos necesitamos para dar sentido a nuestras vidas: la oración. Pero ¿Qué es la oración? Este, y no otro, es el título que mejor expresa la esencia del libro. Después vendrán cómo orar y el por qué, examinados por este orden y no como figuran en su título, para completar así este breve tratado sobre la oración para los nuevos tiempos. Bianchi además de las citas bíblicas y de los grandes maestros de la espiritualidad, acompaña sus reflexiones con textos entre otros de Matta AlMiskin, Dietrich Bonhoeffer, Gabriel Bunge y André Louf.

Por qué orar, cómo orar también presenta un interesante análisis sobre las dificultades que encierra vivir la oración en un clima cultural tan adverso como en el que hoy vivimos. Bianchi hace una descripción fenomenológica del narcisismo, la individualización de la fe, el sincretismo, las “religiones de la madre”, las patologías religiosas y el controvertido desacuerdo entre la realidad eclesial y la vida espiritual.

La tesis central del libro es que la oración es fundamentalmente escucha. Vale la pena recordar la llamada del Shema Yisrael (Dt 6, 4-9) y la afirmación paulina de fides ex auditu (Rm 10, 17). El hombre se abre por medio de la escucha a la presencia de Dios, como dice Bianchi, “el orante se hace diorático, es decir, capaz de ver “más allá”, de ver en profundidad, ve que todo es gracia, todo es don de Dios y se hace entrañas de misericordia en las entrañas de misericordia de Dios, también frente al mal y al pecado que contradicen al agape”. Para Bianchi el ser humano que experimenta la comunión con el Señor es el contemplativo, es decir, el orante siempre abierto al encuentro y diálogo con Dios.

– Pedro José Grande Sánchez.