Orad en todo momento

Orad en todo momento

GRÜN, A.,

Sal Terrae, Santander, 2011, 173 pp.

En nuestro alrededor vemos, a pesar del secularismo y consumismo, cómo hay un gran deseo de oración, de entusiasmo por conocer nuevos métodos y nuevas técnicas. Por todas partes surgen grupos de oración, comprometidos, a su vez en la tarea del anuncio del Reino.

La oración es diálogo, trato amoroso con el Creador. A través de estos momentos se puede conocer mejor a Dios, al otro y a uno mismo. Para que cualquier oración produzca frutos verdaderos, es necesario que vaya acompañada de actitudes de fe, sencillez y paciencia. Sólo se puede orar desde la fe, abriendo y disponiendo el corazón a la acción de Dios. La oración no es tarea para un momento, es para toda la vida. Grün recuerda la exhortación de san Benito y san Pablo de orar constantemente (1Tes 5, 17).

Este no es un libro que hable sobre la oración. Es más bien una selección de oraciones que invitan y ayudan a orar, a encontrar con mayor hondura a Dios y a la persona humana. En estas páginas el lector encontrará oraciones de alabanza, petición, adoración, acción de gracias e intercesión. El autor las distribuye en nueve capítulos con estos títulos: oraciones para rezar a lo largo del día, oraciones para rezar con la familia y los niños, oraciones para momentos especiales (alegría y tristeza), oraciones para los Ejercicios en la vida diaria, Oraciones para diferentes circunstancias, oraciones para rezar a lo largo del año, orar con Benito de Nursia, orar al Dios uno y Trino, oraciones de bendición. En la introducción nos dice Grün: «En la oración le presento a Dios mis sentimientos, pasiones y temores para que pueda percibirlo, a través de ellos, como el fundamento más profundo de mi alma, en el que finalmente encuentro la paz. Benito significa “el bendecido”, el bendito”. También para él rezar significa ponerlo todo bajo la bendición de Dios: a mí mismo, al resto de los seres humanos y la realidad de este mundo; esta disposición espiritual da sus frutos: como orantes podemos experimentar que todo se convierte en bendición para nosotros, y que nosotros mismos somos una bendición para los demás» (Anselm Grün).

Estas oraciones son la expresión de fe de Grün, quien un día abrió su corazón y se lo entregó al Señor. Las oraciones de este libro pueden ayudarnos a crear un clima de oración, desde el cual nosotros podamos abrir y ofrendar nuestra existencia al Creador.

– Eusebio Gómez Navarro